Tubo de Rayos X Sánchez

El tubo de rayos X consitió siempre desde su descubrimiento, y así lo describen actualmente todos los libros de fisica, era un tubo esférico de cristal, variando el tamaño generalmente de 150 a 200 mm de diametro, en el cual se hace el vacio a una presión de 0,001 mm. Va provisto de unos terminales metálicos llamado ánado, cátado y anticátodo, a los cuales se conectan los dos polos electricos para hacerlo funcionar. La mayor parte de estos tubos estaban provistos de un regenerador de vacio y un refrigerador de agua con el objetivo de combatir el inconveniente que ocasiona la cantidad de calor a que se eleva el anticátado durante su funcionamiento. Necesitaban valvulas, transformadores, refrigeradores de aire o liquidos y otros aditamentos de coste elevado que encarecian los aparatos y complican la tecnica de su tulizacion. Esto era lo que existian antes de inventar Mónico Sánchez su tubo de rayos X.

Primitivo aparato de Rayos X

Tubo de Crookes

 

El tubo de Rayos X Sánchez que inventó Mónico Sánchez consistía en  que se suprimia el anódo, que se consideraba indisplensable en los tubos anteriores.  El tubo que inventó y fabricaba Sánchez lo denominó Tubo de Rayos X Sánchez Unipolar. Cuya novedad importante era la supresion del ánodo, por considerarlo innecesario.

Esta modificacion es utilisíma porque al ser alimentado este tubo por la corriente de alta frecuencia generada por el Aparato Sánchez, siendo esta corriente de vibraciones oscilatorias penetran en el tubo con mayor cantidad si se aumenta la capacidad del anticátodo, acumulandose en este terminal todas ellas, y para conseguir este fin ha sido conveniente suprimir el ánodo. Para aumentar la capacidad del anticátodo se conecta en su terminal una cajita conteniendo un solenoide.

Tubo de Rayos X de Sánchez. Unipolar

Etiqueta original de la época de fabricación del tubo de Sánchez, sobre 1914-1920. Demostrando que es original de Sánchez de la fábrica de Piedrabuena (Ciudad Real)

Maleta original donde se transportaba el tubo de Rayos X Sánchez. Existe otra original como esta en el Museo de Historia de la Medicina de Barcelona, que actualmente el Museo esta en rehabilitación el edificio y no es visitable, parece que tiene sus depósitos ahora en Terrassa.

El rendimiento útil que podian prestar estos tubos dependía de las condiciones de vacio en que encontraban y del elemento regenerador que lleven en su construcion para modificar sus grados de vacio. El tubo emitia rayos blandos y de poca penetacion cuando el vacio era bajo y los rayos eran duros y de gran penetracion cuando el vacio era muy alto.