Archivo de la etiqueta: Pesarios ginecológicos

Pesarios ginecológicos

Pesarios ginecológicos

Instrumento de la Exposición: “LA MUJER Y LOS INSTRUMENTOS MÉDICOS”

Realizada en Zafra del día 2 al 15 de enero del año 2006.

Lugar:  Aula de Santa María. Sala de Exposiciones de la Caja de Badajoz en Zafra.

Se expone la Exposición en la Sala de Exposiciones de la Caja de Badajoz que está en la Plaza S. Francisco de Badajoz.

Pesarios ginecológicos

Pesarios

                  PESARIOS

Los pesarios son unos aparatos destinados a colocar el útero desviado o descendido en su estado normal. Los pesarios tiene forma de tapón, elipsoides, de rosca, huecos u horadados en su centro El pesario fue utilizado desde la antigüedad. En la época griega se utilizaron  pesarios vaginales medicamentosos atados con un hilo. Se usaban pesarios astringentes, purgantes, abortivos.  Hipócrates y Sorano  refieren que en el prolapso de matriz se podía reducir con la mitad de una granada, introduciendo esta en la vagina.  La utilización del pesario en la Edad Media se vio postergada porque en esta época la mujer no tuvo una atención medica especifica por razones culturales y religiosas. Fueron fabricados en los diversos materiales existentes: madera, hueso, metal y cuero. Levret en el siglo XVIII describe y utiliza un pesario oval en las reducciones de los prolapsos uterinos. Capuron describe pesarios realizados con corcho recubiertos de cera, de plata, de caña, de cuero, de marfil y metálicos. Garangeot y Saviard describen la utilización de pesario en la reducción de los prolapsos uterinos. Posteriormente se comienza a introducir pesarios de caucho y de metal

 

Pesarios ginecológicos

Pesarios ginecológicos

Los pesarios son unos aparatos destinados a colocar el útero desviado o descendido en su estado normal. Los pesarios tienen multitud de formas aunque la mayoría son aros que pueden ser simples como un anillo o adoptar formas sinuosas para acoplarse a la anatomía y planos de la vagina, se construyeron de muy diferentes formas, circular, eplipsoides, conos truncados, en forma de tapón, huecos u horadados en su centro. Fueron construidos en muy diversos materiales, madera, porcelana, goma, silicona, metálicos, cueros, vegetales… etc.

Los partos producen modificaciones en la anatomía pélvica de la mujer, denominado el suelo pélvico. En los partos difíciles, de fetos grandes, distócicos, instrumentales se producen más desgarros perineales y mayor descenso de los órganos genitales. Las patalogias mas frecuentes son: Cistocele (Descenso de la vejiga). Rectocele (Descenso del recto). Y prolapso uterino (Descenso del útero). Estos problemas tienen tratamiento quirúrgico y el pesario puede utilizarse en personas mayores, si la cirugía puede suponer riesgo o personas que no deseen tratamiento quirurgico

El pesario fue utilizado desde la antigüedad. Hipócrates siglo V a.C. describe la utilización de los pesarios vaginales medicamentosos atados con un hilo. Se usaban pesarios astringentes, purgantes, abortivos.

En el papiro de Kahun (año 1.800 a. C.) menciona la utilización de pesarios con estiércol de cocodrilo, tapones fermentados de miel y goma vegetal y ramas de acacia eran pesarios como anticonceptivos.

Dioscórides en su obra “De materia medica” 80 d.C refiere la utilización de pesario picante que llevaba “médica” aunque su utilización era como anticonceptivo

Sorano de Efeso refiere más de 40 tipos de pesarios unos anticonceptivos, abortivos y otros para el prolapso de matriz se podía reducir con la mitad de una granada, introduciendo esta en la vagina.

La utilización del pesario en la Edad Media se vio postergada porque en esta época la mujer no tuvo una atención médica específica por razones culturales y religiosas.

Avicena en el siglo XI elaboraba una masa a manera de pesario con pulpa, raíz de mandrágora, azufre y brea.

Los pesarios existieron a lo largo del siglo XVIII pero se encuentran escasas referencias de autores. Fueron fabricados en los diversos materiales existentes: madera, hueso, metal en forma de cordón o aplanado y de cuero. Se conservan algunos en el Museo de la Universidad de Bolonia. Levret describe y utiliza un pesario oval en las reducciones de los prolapsos uterinos.

En el siglo XIX es cuando se inventan, se describen una gran cantidad de pesarios, diferentes médicos toco ginecólogos describen pesarios. Capuron en su obra “Tratado de las enfermedades de las mujeres” publicada en Madrid en 1821 describe pesarios realizados con corcho recubiertos de cera, de plata, de caña, de cuero, de marfil y metálicos. Garangeot y Saviard describen la utilización de pesario en la reducción de los prolapsos uterinos. Posteriormente se comienza a introducir pesarios de caucho y de metal

He descrito en artículos anteriores los histeróforos que fueron unos aparatos más complejos basados en los pesarios y en los bragueros que servían para sujetar el útero. Tenían elementos de sujeción bandas o cintas para sujetar el pesario en vagina. Tuvieron su nombre y descripción especifica y están descritos en mi blog con el nombre genérico de “histeróforos”

Se han inventado y descritos muchos pesarios con nombres propios aunque a veces son pequeñas las variaciones.

Pesarios ginecológicos

Pesario 3

Pesarios ginecológicos

Pesario 2