Archivo de la etiqueta: parto

Silla de parto de Grecia Antigua

Silla de parto de Grecia Antigua

El parto ha tenido diferentes formas de producirse dependiendo de la época y de las costumbre de las civilizaciones. El parto primitivo evoluciona con las formas de vida y lugares de cada civilización. Las formas de parir han sido desde la acostada, sentada, en cuclillas, de pide, de rodillas… Existían zonas o lugares para producir el parto, bien en algún lugar específico separado de la tribu y también han existido aparatos o elementos para facilitar el parto como han sido las sillas de parto.

Tenemos conocimiento que han existido sillas o muebles para parir desde la época egipcia y mesopotámica. En la Biblia en el libro del Éxodo, el rey de Egipto le indica a las parteras que miren en los “asientos” de las hebreas para si tuviera un hijo varón matarlo.

Hipócrates siglo V a.C recomienda el sillón obstétrico para parir. Existe un vaso en el Museo de Atenas donde se dibuja un parto en silla. También existe un bajorrelieve en el Museo de Cesirola. Chipre, que se ve una mujer pariendo en un sillón.

En el papiro de Westcar ( 1800 a.C.) describe la silla obstétrica del Antiguo Egipto que consistía en dos ladrillos o piedra paralelas cerradas con una transversal en forma de “U”.

Sorano de Efeso, siglo II d.C., describe en sus libros la silla obstétrica. Además de los bajorrelieves encontrados de partos en sillas.

En las cantiga de Alfonso X el Sabio, en un ejemplar que se encuentra en la Biblioteca del Escorial dibuja una mujer pariendo en una silla.

Rosslin en su obra “Rosengarten” dibuja una mujer en una silla explorando las comadronas esperando un parto.

Existen códices árabes donde la mujer paria en sillón obstétrico.

Jacob Rueff en su obra “De conceptu et generatione hominis” en su portada es una mujer en una silla asistida por comadronas.

Las sillas de parto o sillón obstétrico la tenían la nobleza real y familias con grandes recursos económicos.

Mauriceau comenzó a impulsa la cama de parto en lugar de la silla obstétrica. Se fue perdiendo la costumbre de las sillas continuo la cama hasta que posteriormente fueron desarrollando los Hospitales y se realizan los partos, primeros los distócicos para mediados del siglo XX comienzan también los partos normales hasta la actualidad.

Silla de parto de Grecia Antigua

Consistia en un taburete con dos brazos y una zona central para apoyar los gluteos.

 

Silla parto egipcia 001

 

 

Silla de parto del Antiguo Egipto

Silla de parto del Antiguo Egipto

El parto ha tenido diferentes formas de producirse dependiendo de la época y de las costumbre de las civilizaciones. El parto primitivo evoluciona con las formas de vida y lugares de cada civilización. Las formas de parir han sido desde la acostada, en el suelo, en cuclillas, de pie, de rodillas, sentada, en la cama… Existían zonas o lugares para producir el parto, bien en algún lugar específico separado de la tribu y también han existido aparatos o elementos para facilitar el parto como han sido las sillas de parto.

Tenemos conocimiento que han existido sillas o muebles para parir desde la época egipcia y mesopotámica. En la Biblia en el libro del Éxodo, el rey de Egipto le indica a las parteras que miren en los “asientos” de las hebreas para si tuviera un hijo varón matarlo.

Hipócrates siglo V a.C recomienda el sillón obstétrico para parir. Existe un vaso en el Museo de Atenas donde se dibuja un parto en silla. También existe un bajorrelieve en el Museo de Cesirola. Chipre, que se ve una mujer pariendo en un sillón.

En el papiro de Westcar ( 1800 a.C.) describe la silla obstétrica que consistía en dos ladrillos o piedra paralelas cerradas con una transversal en forma de “U”.

El Antiguo Egipto fue un periodo que desarrolló una gran civilización en el valle del Nilo que está comprendida alrededor del 3.150 a.C y se termina en el año 31 a.C. cuando el Imperio Romano conquistó y absorbió el Egipto ptolemaico.

La cultura egipcia como otras comprenden muchos ámbitos de la vida humana y también de la medicina.  Como en otras culturas de la época la medicina es mágico religiosa. El médico es una especie de sacerdote y los dioses causantes de las enfermedades. Los egipcios creían en la inmortalidad del alma y en la resurrección del cuerpo por lo que realizaban las momificaciones, que requerían conocimientos de anatomía y cirugía importantes.

Silla o sillón primitivo de parto egipcia

Silla parto egipcia 001 - copia

 

Silla de parto egipcia otro modelo

Silla parto egipcia

En Kom Ombo que es una ciudad de Egipto situada en la ribera oriental del rio Nilo a 40 kms al norte de Asuán actualmente de unos 60.000 habitantes. Tiene el Templo de Kom Ombo, que es eel templo de Sohec y Haroeris, está en ruinas pero es visitable turisticamente. Fue excado por Jackes Morgan en el año 1893 y es simetrico, con dos entradas, dos salas y dos santuarios. Uno dedicado al dios Halcon Haroeris (Horus elviejo o el grande) y el otro a Sobek dios con cabeza de cocodrilo.

El templo lo comenzó a construir Ptolomeo VI en el siglo II a.C y lo termino Ptolomeo XII en el siglo I a.C.

Figura mujer de parto en silla de parir

 

Kom Ombo

 

Detalle de la figura anterior para visualizar mejor la silla de parir

Silla de Kom Ombo

 

Pared del templo de Kom Ombo donde estan las figuras anteriores

Kom Ombo 2

 

 

Silla de Parto de Mesopotamia

Silla de Parto de Mesopotamia

El parto ha tenido diferentes formas de producirse dependiendo de la época y de las costumbre de las civilizaciones. El parto primitivo evoluciona con las formas de vida y lugares de cada civilización. Las formas de parir han sido desde la acostada, en el suelo, en cuclillas, de pie, de rodillas, sentada, en la cama… Existían zonas o lugares para producir el parto, bien en algún lugar específico separado de la tribu y también han existido aparatos o elementos para facilitar el parto como han sido las sillas de parto.

Tenemos conocimiento que han existido sillas o muebles para parir desde la época egipcia y mesopotámica. En la Biblia en el libro del Éxodo, el rey de Egipto le indica a las parteras que miren en los “asientos” de las hebreas para si tuviera un hijo varón matarlo.

Hipócrates siglo V a.C recomienda el sillón obstétrico para parir. Existe un vaso en el Museo de Atenas donde se dibuja un parto en silla. También existe un bajorrelieve en el Museo de Cesirola. Chipre, que se ve una mujer pariendo en un sillón.

En el papiro de Westcar ( 1800 a.C.) describe la silla obstétrica que consistía en dos ladrillos o piedra paralelas cerradas con una transversal en forma de “U”.

Silla de Parto de Mesopotamia

Mesopotamia fue una zona situada en el Oriente medio, en las orillas de los ríos Tigris y Eufrates. Fue la cuna de la civilización actual comprende un periodo de unos 4000 años a. C. Los sumerios gobernaron 2000 años y posteriormente los amoritas, asirios, arcadios y posteriormente fueron invadidos por los persas. Desarrollaron una gran cultura en agricultura, ganadería, arquitectura, metalurgia, astronomía, medicina… y también inventaron la escritura en principio en tablas de arcillas para contar y describir que se denominan pictogramas, dibujos formados por líneas y posteriormente desarrollaron la escritura cuneiforme.

La medicina estuvo muy desarrollada en estas culturas, prueba de ello es que de las 30.000 tablas de arcillas encontradas 800 tratan de medicina.

En el Museo del Louvre de París se encuentra el sello de un médico, llamado Urlugaledin, que vivió hacia el 2300 a.C es considerado el primer cirujano del mundo, su sello muestra dos cuchillos, junto con dioses y plantas curativas

Silla de Parto de Mesopotamia

Es un taburete de piedra en forma de “U”

Silla parto antigua

“El método sevillano” del parto, por D.José Maria Bedoya González

“El método sevillano del parto”

El método sevillano fue inventado por D. José Maria Bedoya González. aunque estaba publicado un método similar anterior por Guilhem en 1960, pero este utiliza distintas dosis y en lugar de la ventosa utiliza las espatulas de Thierry.

Se comenzó a usar en Sevilla desde el año 1960 en: Maternidad de la Macarena, Residencia Maternal de la Seguridad Social. Hospital de San Pablo. Hospital Universitario Macarena de Sevilla.

Se utilizaba en el 80 % de los partos desde los años 1960 hasta el año 1976.

Fueron realizados unos 200.000 partos con este método

Al método sevillano se le llamaba en siglas PARTO EVA (Estimulación.Ventosa.Analgesia)

El dolor de parto fue una preocupación constante y recurrente del Profesor Bedoya. En 1945 publica su primer trabajo con Pardo Ouro “Anestesia epidural continua en el parto” en la revista Semana Médica Española. Posteriormente en 1962 realiza el Profesor Bedoya con Orense y Fernandez Castillo publicaciones sobre el métodos y sus resultados.

Anéstesicos en obstetricia han sido utilizados desde muy antiguo, desde el éter, cloruro de etilo, óxido nitroso. Analgesicos como la morfina, escopolamina, dolantina. Hinópticos, clorpromacina. Anestesicos locales etc….

El Metodo sevillano consistía

1. ANALGESIA, Goteo endovenoso con una solución muy diluida de barbitúricos. Era una solución de Pentothal sódico  al 4 por mil en suero glucosado al 5 %. En un goteo con cierre para administrar segun la demanda. No se emplearon ni en dosis altas,ni rapidas, porque de esta forma solo duraba la acción unos 20 minutos y podian producir apneas, colapsos circulatorios y espasmos respiratorios. Se utilizaba diluido y así se podia producir la analgesia hasta 7 horas o más.Se realizaba control de la paciente, pulso, tensión arterial y sintomas. Se le realizaba control del reflejo palpebral y se administraba poco a poco. Las apneas en la madre materna y las hiperdosificaciones fueron escasas. La analgesia se inciaba cuando la dilatación era de 3  a 4 cms en primiparas. y en multiparas cuando se consideraba que el parto ya estaba iniciado.

Se conseguira un estado de inconsciencia sin llegar siquiera al primer grado de anestesa, manteniendo todos los reflejos la paciente

 

2. OXITOCICOS. Se ponia otro goteo con Oxitocina. 1 ampolla de 10 U.I en 500 cc de suero. se ponia en perfusión muy lenta minima. Control Tococardiografico. La oxitocina era necesaria para evitar la disminución de las contracciones por la analgesia y para hacer el parto corto, para mantener a la mujer anestesiada menos tiempo

3. VENTOSA en periodo expulsivo, a veces  forceps ya en IV plano para acortar la duración del periodo expulsivo. El profesor Bedoya consideraba en este periodo totalmente inocua la ventosa.

 

El problema era que los niños tenían apnea lo que exigía maniobras de reanimación preferentemente por pediatra especializado en estos menesteres, anestesista si es posible o ginecológo entrenado en reanimación pediatrica. El método exigía mantener bien oxigenado los primeros minutos al recien nacido, aspiración de secreciones y administración de oxigeno durante los primeros instantes del nacimiento, despues se restablecia la respiración correctamente. En el Hospital de Macarena de Sevilla desde su inauguración en 1975 siempre asistia al nacimiento del niño un pediatra y existía servicio de anestesista permanente para tocología en la misma planta.

Se iniciaba el “Método del Parto Sevillano” con el parto francamente iniciado. Con dilatación de 2-3 cts. Cuello borrado y dinámica adecuada.

Se utilizaba el método siempre que se calculaba que se podría producir el parto por vía vaginal.

Con el método, la analgesia, permitía realizar intervenciones vaginales como vacuextracción, espátulas, fórceps, versiones, extracciones pelvianas. Así como restauraciones de lesiones del canal de parto y suturas de episiotomía. También alumbramientos manuales.

No se observaron complicación anafiláctica.

El consumo total de Pentothal variaba según la duración del parto. No era lo mismo 15 minutos, 30 minutos, 3 horas, 6 horas…

Se publicó la mortalidad en una revisión amplia por Fernández Ortega y Sánchez Muñoz en el año 1976 y refieren que la mortalidad perinatal fue del 1,9 %. Cifra real sin depuración alguna, es decir que se incluyeron todo tipo de fetos malformados y los fetos muertos antes del ingreso de la madre.

No existían riesgos anestésicos con la utilización indicada de conseguir un nivel anestésico superficial suficiente para producir la pérdida de consciencia

La ligera depresión que podía pasaba solo en el 20-30 % de los recién nacidos por la acción del barbitúrico, cedía pronto con una reanimación sencilla y no se observan secuelas en el niño ni a corto ni a largo plazo.

Se realizaron estudios de mortalidad y era tan baja como en los mejores centros de Maternidad de la época.

BIBLIOGRAFIA SOBRE EL PARTO SEVILLANO

1. Bedoya, C. : “La analesia y estimulacion de la dinámica en el parto en presentacion pelviana.” Tokoginecología Práctica. 279.  Año 1969

2. Bedoya, J.M.: “Analegisa en el parto”. Tokoginecología Práctica. 311. Año 1972

3. Bedoya, J.M y Fernández Castillo, A. : “Analgesia del parto mediante perfususión endovenosa con barbitúricos. El Metodo Sevillano. Tokoginecologia Práctica.  243. Año 1966

4. Bedoya, J.M. (Jr.). Del REal. Alvarez y Monsalve. “La perfusión de Pentothal (Metodo Sevillano) en la asistencia al parto multiple. Tokoginecolgía Práctica. nº 316.  p. 75-80. Año 1973.

5. Bedoya, J.M. y Orense, C. “La analgesia en el parto mediante goteo endovenoso de Thiopental sódico.” Técnica Labor en la Maternidad de la Macarena. 2 p. 33-40. Año 1962

6. Bedoya J.M. y Repetto M.: “Concentraciones sanguineas de Thiobarbital maternas y fetales durante la analgesia segun el metido sevillano.” Tokoginecologia Práctica. 316. p 49-60. Año 1973

7. Esteban  Altirriba y otros. “La asociación Pentothal-Oxitocina su reprecusion sobre la dinamica uterina y sobre el equilibrio base del feto”.  Anales del Symposium Internacional sobre sufrimiento fetal. Siena. Año 1967.

8. Fernandez Ortega, J.M. y otros. “Monitori<acion de 1000 partos de riesgo elevado” Clinica e Investigacion en Gincologica y Obstetricia. 3, p. 157-168. Año 1976.

9. Fernandez Ortega, J.M. y otros.: “Influence of foetal  high risk labour monitoring on perinal mortality”. Congress European of perinatal Medicine. Estocolmo. Año 1976.

10. Garzón, J.A y Montro, J.: “Consideraciones estadisticas sobre 2500 partosconducidos mediante la combinacion de Thiopental-oxitocina”. Tokoginecologia Práctica. 368. pg 875-884. Año 1975

11. Guilhem, P y otros.  “L`association de la perfusion d`ocytocique a l´aneshesie au Pentothal” Gynecologie et Obstetrique. 59. p. 173-186. Año 1960

12. Hellman, L.M y otros.: American Journal of Obstetrics y Gynecology. p-85. Año 1944

13. Litter M. “Farmacologia experimental y Clinica” El Ateneo. Buenos Aires. 1973

14. Mckechnie, F. B y otros. “Amnerican Journal of Obstetrics y Gynecology”. 7O, 639. Año 1955

15. Nieto, M. y Navarro J. “Hallazgos electroencefalograficos en recien nacidos a término” Tockoginecología Práctica. 280, 50.68. Año 1970

16. Root B y otros.: “Blood secobarbital levels and their clinican correlation in mother and newborn infnats.” American Journal o Obstetrics. 81.948, Año 1961

17. Saling, E.: “Das Kind im Bereich der Geburtshilfe. Georg Thieme Veriag. Stuttgart. 1969

 

Autores: BEDOYA, J M JR; REAL, J L DEL; ALVAREZ, J L; MONSALVE, M
Título: LA PERFUSION DE PENTOTHAL (METODO SEVILLANO) EN LA ASISTENCIA AL PARTO MULTIPLE.)
ISSN: 0018-2125
Revista: Hispalis Médica
Datos Fuente: 1974, 31(357): 235
CopyRight: © CSIC – UV. Base de Datos IME. Todos los derechos reservados.

 

Núm. Registro: 44926
Autores: FABIANI, F; GARRIDO, R; LOPEZ, J; BEDOYA, J M JR
Título: CONCENTRACION SANGUINEA DE PENTOTHAL EN PARTOS CONDUCIDOS BAJO ANALGESIA SEGUN EL “METODO SEVILLANO” (DETERMINACION POR CROMATOGRAFIA GASEOSA).
ISSN: 0040-8867
Revista: Toko Ginecología Práctica
Datos Fuente: 1981, 40(457): 31, 3 REF
CopyRight: © CSIC – UV. Base de Datos IME. Todos los derechos reservados.