Archivo de la etiqueta: José Alsinet de Cortada.

José Alsinet de Cortada.

José Alsinet de Cortada. 

Nació en Villanueva de Meya (Lérida) en la década 1910 a 1920 y estudió medicina en la Universidad de Cervera que fue mandada construir por orden de Felipe V en 1718 y se terminó de construir en 1740. Se suprimieron las seis universidades existentes en Cataluña para la creación de esta universidad porque fue el municipio que apoyó la causa de Felipe V durante la Guerra de Sucesión Española. Se impartieron Teología Humanidades. Medicina. Filosofía y Derecho

Comienza a ejercer la medicina en Extremadura en la zona Tierra de Barros en el año 1735.

En el año 1750 es nombrado medico titular de Mérida con el sueldo de 200 ducados

Se casó tres veces:  Una primera con la que tuvo varios hijos. La segunda mujer fue Dña. Josefa María Comendador y Becerra, extremeña, enterrada en la iglesia de Santa María en Mérida que falleció en el parto y enterrada el día 4 de agosto de 1751 en la Iglesia de Santa María de Mérida. El mismo día se bautizó el hijo de ambos D. Francisco Santiago Benito según consta en el libro de Bautismo de dicha Iglesia. Se casa en segundas nupcias el 30 de septiembre de 1752.  Existe documento de un poder notarial otorgado por D. José Alsinet donde figura con los títulos de Doctor en Medicina por la Universidad de Cervera, académico de la Real de Historial y de la Academia Real Médica Matritense, a favor de D. Francisco Valcárcel, habilitado del ejército para casarse con Dña. Juana María Cordón, viuda de D. Juan García, cirujano mayor del regimiento de Caballería del Príncipe, residente en Villanueva de la Serena por el notario D. Francisco José de Robles.  No tiene hijos con su ultima mujer y esta deja heredero a Francisco hijo de D. José Alsinet y su segunda esposa.

Manuel Alsinet, hermano, sacerdote en Castellot (Lérida) deja heredero de varias viñas en Torrejón de Velasco y una tahona a su hermano José Alsinet y si falleciese a sus hijos varones. Testamento el 1 de junio de 1752 ante el notario D. Francisco José de Robles. Aunque en el Catastro de la Ensenada del año 1753 consta que solamente posee un jumento para hacer las visitas médicas.

Fue médico muy famoso en toda la zona central de Extremadura.  Tenia su consulta y domicilio en Mérida, pero su fama se extendía por toda la comarca.

Era una especialista en las fiebres sobre todo por paludismo.  Tenía un almacén-farmacia que vendía en Mérida y también a las farmacias de los pueblos locales. Existe documento de un poder notarial otorgado por D. José Alsinet el 30 del 23 de noviembre de 1754 a favor del Dr. D. Domingo Domenech Alsinet y Dña. Mariana del Castillo, boticarios de Trujillo, residentes en La Higuera de diferentes géneros de botica del almacén que tiene el Dr. Alsinet en Mérida ante el notario D. Manuel Vicente del Valle y otro poder a favor de D. Francisco Cándido de la Hoya, presbítero para cobrar las deudas tanto de géneros de botica de su almacén como de asistencia enfermos ante notario D. Francisco José de Robles el 18 de marzo de 1755.

En 1755 fue llamado por D. Ricardo Wal, primer secretario de Estado, en nombre del Rey Carlos III para ser nombrado Médico de la Real Familia, para contener la endemia palúdica de Madrid y Aranjuez. Realizando numerosas obras de saneamiento urbano y tratamientos con la quina.

Escribió un tratado “Nuevas utilidades de la quina, demostradas por el Doct. Don Joseph Alsinet Medico de la Familia de S. M. en el Real Sitio de Aranjuez.” Editado en la Librería de Joseph Mathias Escribano en el año 1763, sobre las fiebres palúdicas y su tratamiento con la quina. Que lo reedita de nuevo en el año 1774 con el nombre de “Nuevas utilidades de la quina, demostradas, confirmadas y añadidas por el Doct. Don Joseph Alsinet Medico de la Familia de S. M. en el Real Sitio de Aranjuez.” Editadas en la Imprenta de D. Antonio Muñoz del Valle.

Médico humanista, historiador erudito y arqueólogo que se dedica a estudiar algunas ruinas romanas de Mérida. En una carta del 10 de junio de 1752 a Don Agustín de Montiano y Luyando, director de la Real Academia de la Historia le dice:

“Todo el tiempo que ha que resido en esta Ciudad por su Medico Titular, en los ratos que permite mi cotidiana tarea me dedico en recoger algunas medallas del imperio alto y bajo de los romanos” al mismo tiempo averiguo los Monumentos Antiguos que hay en esta ciudad más célebre por lo que fue que por lo que es, conceptuándome sin razón, diestro en su inteligencia, acuden a mis cuantos extranjeros curiosos pasan por esta ciudad. Y su V.S. me conceptuase con talento de desempeñar este cargo desde luego abandonaría gustoso mi empleo por servir a S.M. y por saciar mi gusto en ver y manejar tanto como hay sepultado en estas ruinas.”.

Se lo comunican al Marques de la Ensenada y le nombra Académico Honorario de la Historia.

Tuvo correspondencia epistolar con varios historiadores. Con P. Flórez le envió datos para la redacción de su obra “España Sagrada”. Con Don Gregorio Mayans y Sicar y otros

Publica en el año 1765 el trabajo de “Ruinas romanas de Cabeza del Griego” en el Boletín de la Real Academia de Historia de Madrid

También es miembro de la Real Academia de Medicina Matritense.

Traduce y extracta al español, segun refiere en la portada D. José Alsinet:

Nuevo método para curar flatos, hypocondria, vapores y ataques hystericos de las mujeres de todos estados y en todo estado. Con el qual los enfermos podrán por si cuidar de susalud en falta de Medico que los dirija”.  Extractado y Traducido por el Doctor Don Josef Alsinet. Medico de Familia de su Magestad y jubilado del Real Sitio de Aranjuez.

Es una traducción de la obra “Traité desafections vaporeuses des deux sexes”  de Pierre Pomme.  Probablemente de la última edición porque J. Alsinet refiere que ha extractado los  dos tomos y la única edición de dos tomos de Pierre Pomme es la del año 1769.

La traducción de D. José Alsinet se edita por primera vez en el año 1776 en Madrid en la imprenta de Miguel Escribano y posteriormente en la imprenta de Plácido Barco López en el  año 1794

La edición que reproducimos es del año 1794.

También escribió “Avisos sobre el método de recetar”. Editado en Barcelona en 1790.