Francisco de Arceo. Médico cirujano de España en el siglo XVI

Francisco de Arceo. Médico cirujano de España en el siglo XVI

FRANCISCO DE ARCEO (1493-1580)

Nació en Fregenal de la Sierra (Badajoz) en 1493

Estudió medicina en Alcalá de Henares. Ejerció en el Monasterio de Guadalupe y posteriormente en Llerena y pueblos de alrededores. Médico y cirujano muy famoso en su época.  Fue muy conocido en su época y posteriormente con su obra “De recta vulnerum curandorum ratione”

.Arceo enseñó Cirugía a varios médicos al extremeño Ceballos, médico de las campañas de Carlos I, a Moreno médico de las infantas españolas a Robledo  y al Dr. Águila y también a Benito Arias Montano durante  unas predicaciones que realizó en Llerena, aunque no podara ejercer la medicina porque era clérigo y está prohibido por la Iglesia.

“De recta vulnerum curandorum ratione” . Año 1574.  Está escrita en latín

Esta es la portada de una edición de 1678, similar a la primera

Libro de Arceo

Fue patrocinada por Arias Montano y editada en Amberes por Plantino en 1574, que publicó la gran obra de la Biblia de Amberes.

Se publicó en inglés en 1588, en alemán en 1600 y varias traducciones más y en francés en 1667. Otra edición holandesa y  Varias ediciones posteriores.

La National Library of Medicine  con sede en Rockville Pike, _Bethesda, Maryland, de Estados Unidos. Es la bilblioteca mas grande del mundo de medicia,  expone y publicita como nueva adquisición actualmente una edición en alemán de 1674 de Arceo

“De recta vulnerum curandorum ratione” de Francisco de Arceo ejemplar de la National Library

a 2

Primera hoja de “De recta vulnerum curandorum ratione” de la National Library

A b

Grabado de un aparato para el pie de la obra “De recta vulnerum curandorum ratione”

Arceo realizó numerosos tratamiento sobre el pie del niño y el pie cojo. Inventó esta protesis para el pie zambo y una bota especial para mantenener la corrección y prevenir la deformidad.

Grabado del ejemplar de la National Library

a 3

 

Arceo Tuvo una gran amistad con el humanista Benito Arias Montano que en el prólogo de la obra de Arceo con fecha de 1573 dice que: “Arceo octogenario operaba todavía en esta época con tanta seguridad como si tuviese solo 40 años.”  En otro párrafo dice: “Francisco de Arceo el cual me ofreció espontáneamente su casa para que me alojara en ella y se comprometió a enseñarme el arte de la cirugía que él practicaba según la oportunidad del lugar y momento

El tratado escrito por Arceo “De recta vulnerum curandorum ratione”  es una recopilación de historias clínicas de su práctica profesional.  Relata los síntomas que cuenta el enfermo, refiere lo observado y señala como fue la curación.

 

-Dedica 7 capítulos a la traumatología craneal, heridas profundas y superficiales, fracturas de cráneo. Describe y utiliza  el trepano

-Tratamiento de las heridas que le llama “llagas frescas”

-Describe una rinoplastia realizada a un enfermo de Fregenal de la Sierra.  Realiza este tratamiento antes de la publicación de Gaspar Tagliacozzi, médico italiano del siglo XVI,  profesor de la Universidad de Bolonia, considerado el padre de la cirugía plástica,  que publicó un tratado sobre las rinoplastias  y heridas de la cara. Refiere  que “el paciente tenía una herida que se extendía desde las cejas hasta las comisuras de los labios, en forma de un colgajo con pedículo inferior que incluía el esqueleto nasal y la parte anterior de los maxilares superiores. Cuando el paciente acudió a Arceo la nariz y la mandíbula estaban frías, lacias y casi muertas, de modo que costaba mucho trabajo introducir la aguja. El cirujano extremo repuso el colgajo en su sitio, suturó las partes blandas, ligó entre si las piezas dentales se inmovilizo en conjunto con un dispositivo de vendas quedando las partes tan bien unidas y el apósito tan bien aplicado, que después de la curación solo se conocía la cicatriz”.

-Tratamiento de las heridas del pecho

-Tratamiento del cáncer de mama en las mujeres.

-Tratamiento del pie cojo o torcido de niño.

Describe numerosas formulas farmacéuticas para los tratamientos de las heridas, para tratamiento después de la intervención y para otras enfermedades fiebres,  sífilis y sus heridas. Ha sido estudiado por D. Andrés Oyola Fabián en una tesis doctoral.

El bálsamo de Arceo  fue su formula mas famosa y según su autor era la siguiente:

·Una onza y media de trementina, otra de goma elemí, dos onzas de grasa de carnero castrado, una onza de grasa añeja de cerdo. Licúe, al fuego y hágase un linimento. Debe aplicarse suavemente con el extremo de una pluma de gallina”

La formula de este bálsamo se extendió por toda Europa y fue fabricado y utilizada en multitud de heridas y contusiones. Posteriormente algunos autores le añadian alcanfor.

La trementina es una resina del  pino y la goma resina de elemí también producida por otro árbol de la familia de las terebintináceas.  Estas dos sustancias tienen propiedades detergentes y especialmente antisépticas,  se utilizaban de una forma empírica porque los microbios no fueron descubiertos por Pasteur hasta el siglo XIX.  Se le añadía grasa de cerdo y de carnero.  Arceo  mediante la práctica y la observación cuidadosa de sus pacientes descubrió que las heridas mejoraban sensiblemente con estas sustancias.