• Pingback: “El método sevillano” del parto, por D.José Maria Bedoya González | Tomás Cabacas()

  • Pingback: Libros publicados por D. José Maria Bedoya González | Tomás Cabacas()

  • Pingback: Iniciación a la Obstetricia Práctica. de D. José Maria Bedoya González | Tomás Cabacas()

  • Pingback: Guiones de Ginecologia por D. José Maria Bedoya González | Tomás Cabacas()

  • Pingback: Dispositivos intrauterinos. D.I.U. y sus implicaciones de D. José Maria Bedoya González | Tomás Cabacas()

  • Pingback: Pruebas para valoración del Alumno en Obstetricia y Ginecología por D. José Maria Bedoya González y D. Manuel Fernández López de Uralde | Tomás Cabacas()

  • Fernando González

    Muy buen artículo Tomás. No tuve la oportunidad de conocerlo, pero viendo tus palabras tuv q ser un maestro.

  • MARIA

    Impresionante lo que sabia este señor, su hijo sigue sus pasos. Lamento mucho que muriera sin dejar rastro de todo su “conocimiento”, probablemente sabria tanto de NIÑOS ROBADOS como de obstetricia, y hubiese acalarado muchas dudas. Gracias

  • Te aseguro que sabia muchisimo. Fue un hombre muy honesto, honrado y profesional. Sobre “niños robados” no sabia nada. Era un hombre tan integro, que no me cabe ninguna duda.
    Y sobre sus conocimientos tiene mucho publicado aunque no este todo en internet.

  • Pepe D. hernandez.

    El profesor BEDOYA era de los pocos profesores /catedraticos universitarios con un dominio de la TOCO/ GINECOLOGIA increible, era sencillo,trabajador ,intelectual. Recuerdo que acudia a las dos o a las cuatro de la mañana a los paritorios o a los quirofanos y nos dabamos cuenta cuando terminaba el parto o la intervencion. Sus alumn@s lo queriamos y no lo olvidamos. Nuestra deuda es eterna. Referente a los niños desaparecidos, el profesor Bedoya era una persona integra DE LA CABEZ A LOS PIES y solidario con la mujer necesitada y doliente. No era de los que se beneficiaba de lo que sabia hacia beneficiarios a los demas. Eternamente agradecido.

  • Estoy totalmente de acuerdo en tus afirmaciones

  • Maria del Carmen

    Muchas gracias por estas palabras a una persona,que ademas de ser muy buen medico era muy buena persona……..Mientras que se hacia el hospital nuevo de la Macarena……yo estuve trabajando en el hospital de San Pablo……y estuve trabajando en el area de Maternidad con el Doctor Bedoya y sus hijos……y tengo que decir que era una persona muy respetuosa con todos……enfermeras,monjas,equipo de mantenimiento,limpiadoras ,conserjes……..un beso a todas las personas que hayan compartido algo de su vida…………………………………………………

  • Suscribo, apoyo y me uno a todo lo que dices.
    Tomas Cabacas

  • Pingback: Guiones de Ginecología | Tomás Cabacas()

  • Pingback: Manual de contracepción | Tomás Cabacas()

  • Muchas gracias por la felicitacíón por el articulo. Leere la novela que nos recomiendas.
    Saludos cordiales

  • J.Y. Simpson

    La figura del Profesor Bedoya fue controvertida, y su método de parto EVA, muy criticado. No eliminaba el dolor, solo hacía que la mujer no lo recordara, deprimía al recién nacido con los barbitúricos, y le agredía con el uso sistemático de la ventosa, que además agredía a la madre con frecuentes desgarros, debidos a la ventosa y a la aceleración del parto con la oxitocina, que no permitia una distensión natural del canal; la episitiomía “preventiva” era prácticamente obligada en las primíparas, otra agresión más. El Profesor Bedoya imponía su uso, aunque algunos miembros de su equipo no lo aprobaban, y todo el personal, desde auxiliares a celadores, conspiraba para que las mujeres que de entrada lo rechazaban acabasen claudicando y pidiendo a gritos el “gotero”. Se ha llegado a decir -posiblemente exagerando- que el fracaso escolar en Andalucía tiene sus raíces en el parto EVA. Ha caído en un completo olvido. D. José María era un hombre machacón y pragmático que tenía sus valores, en un mundo de obstetras y ginecólogos sumamente reaccionarios, que llegaban a defender el dolor del parto como mandato divino, pero desde luego el parto EVA hizo daño.

  • No estoy de acuerdo con Vds en algunos aspectos. Soy alumno suyo y fui testigo del metodo EVA. Se ofrecia a las mujeres como solucion para evitar el dolor del parto. En ese aspecto fue novedoso, pero no impositivo. El metodo EVA se aplicaba de acuerdo con ciertos criterios clinicos. Parto en curso, es decir con dilatación iniciada, mas de 3 cms de dilatación y a veces segun criterio del obstetra con mayor dilatación y con una valoracion obstetrica de calculo del peso fetal y a veces con radiopelvimetria para saber si existian desproporcion cefalico/pelvica. En cuanto al barbiturico era verdad, pero se resolvia con un pediatra experimentado en reanimación en paritorio. La ultima epoca teniamos anestesista permanente en la maternidad. La ventosa bien aplicada no produce desgarros. La oxitacina se empleaba en dosis fisiologicas y se generaba una dinamica de parto de acuerdo con la frecuenciencia de contraccions normales del periodo expulsivo. En mi época de 1975 a 1981 que estuve en el Hospital Macarena, periodo en España democratico, los celadores y auxiliares no intervenian en las decisiones clinicas que eran decisiones puramente de los medicos que alli trabajaban. No estoy de acuerdo que se diga que el fracaso escolar es por el metodo EVA, creo recordar que se realizaron 200.000 partos con este método en Sevilla. D. José Maria Bedoya fue un gran obstetra que tiene publicado numeros libros y que en su época fue una autoridad en Obstetricia, realizando algunas consideraciones muy validas en otros aspectos de la Obstetricia de su época. No creo que el parto EVA hiciera daño. Aunque considero que la medicina avanza y actualmente podemos ofrecer otros metodos como anestesia epidural para evitar el dolor. Mi opinión.
    Tomás Cabacas Hurtado.
    Toco-ginecologo.

  • J.Y. Simpson

    Me va a perdonar si hago alguna matización; el caudillo invicto murió en noviembre del 75, las primeras elecciones con la constitución ya aprobada fueron en 1979, y el golpe de Tejero fue en febrero de 1981, con lo que difícilmente se puede considerar democrático el período 1975-81, pero esto es desviarnos, y en realidad es irrelevante para lo que nos ocupa. Por fuentes directas y bien informadas sé que cuando llegaba a parir una mujer al Hospital Macarena diciendo que quería el “parto natural”, y que había hecho varios cursillos para llevarlo adelante sin problemas, se le colocaba en la habitación donde más chillaban las parturientas en dilatación, rogando ya el “gotero”; las auxiliares no tomaban decisiones clínicas, claro está, ni los celadores, pero ellos hacían una labor de zapa para minar la entereza de la parturienta que no quería que la durmieran, hasta que ésta acababa hundida y reclamando el suero entre llantos y gritos; eso se consideraba un “éxito”. Tómelo como una anécdota simpática, pero no me lo niegue. No dudo de los valores del Profesor Bedoya, pero sabemos que las hagiografías son literatura poco rigurosa, y que hasta las vidas más santas de los santos más santos tienen luces y sombras, y de ahí la extinta figura del abogado del diablo, que no pretendo ser yo, desde luego. Le honra la lealtad a quien considera su maestro, pero póngalo en perspectiva. En cuanto a que el bajo nivel cultural, social y económico de Andalucía se deba a la difusión del parto EVA, ya le dije que me parece exagerado, pero si me dice que con ese método nacieron nada menos que 200.000 sevillanos, quizás la exageración no sea tal. Un dato en contra es que ese método nunca se pudo exportar a la Andalucía Oriental, donde el Profesor Salvatierra era acérrimo enemigo del mismo, y sin embargo el nivel de esa zona no es mejor. También mi opinión, y algunos datos que conozco. Un saludo cordial.

  • Hola
    Totalmente de acuerdo con sus matizaciones y concreciones sobre la muerte de Franco, periodo transición y democratico.
    En cuanto al Profesor Bedoya creo que tambien se debe mirar con perpesctiva histórica. Pensar y darle vuelta al parto sin dolor y en el ambito de la sanidad publica tiene su merito. La enemistad con el Profesor Salvatierra era de todos conocida. Los tiempos cambias y la medicina avanza. Estoy de acuerdo con Vd. que el metodo no se universalizó y actualmente no se utiliza.
    Reitero que el Profesor Bedoya tiene estudios y realizó tambien otras aportaciones importantes a la Obstetricia y Ginecologia.

  • J.Y. Simpson

    Me alegra que acerquemos nuestras posiciones. Para mí, una de las aportaciones más importantes del Profesor Bedoya no fue científica, sino organizativa, y consistió en hacer un gran esfuerzo por sacar la obstetricia de la medicina de atención primaria, entonces esencialmente rural; los estudiantes de medicina solo debían conocer cuatro perogrulladas de obstetricia y de gine (-“Cúal es la causa más frecuente de amenorrea en una mujer de 25 años?”-), para que no cayeran luego en la tentación de ejercer como obstetras aficionados. Ilustraba esta posición con la anécdota del medico rural que llamaba al profesor para que fuera a hacer una basiotricia en un caso de parto atascado con feto muerto; cuando llegó el profesor con su basiotribo en el maletín, puso la trompetilla sobre el abdomen de la parturienta y exclamó: “Por el amor de dios, este niño late!”. El médico rural, con los forceps mal ensamblados aun en la mano, cabeceó negando, y guió al profesor a un rincón de la estancia, donde le mostró en una mano un ojo de la criatura, al tiempo que le suplicaba: Profesor, proceda, por favor…”. Si fue alumno suyo, recordará esta historia. Saludos.

  • Hola
    Si conocía la anécdota que relata, se la escuché al Profesor Bedoya.
    Estoy de acuerdo que tenia una gran capacidad organizativa.
    Saludos cordiales