Archivo de la categoría: HISTORIA MEDICINA

Conocimientos ginecológicos en la obra de “Anatomía del hombre” de Bernardino Montaña de Monserrate

Conocimientos ginecológicos en la obra de “Anatomía del hombre” de Bernardino Montaña de Monserrate

Los Conocimientos ginecológicos en la obra de Anatomía del hombre de Bernardino Montaña de Monserrate son muy escasos.

He realizado una transcripción de la parte ginecologica de la obra de Anatomía del hombre de Bernardino Montaña de Monserrate escrita en 1551. y les recomiendo visitar otro articulo publicado por mi en este blog sobre los conocimientos ginecológicos  de Juan Valverde de Hamusco y Conocimientos del embarazo de J. Valverde de Hamusco que es tambien un médico español anatomista que escribió su obra “Historia de la Composición del Cuerpo Humano en 1556.

 

Anatomía del hombre de Bernardino Montaña de Monserrate

El capítulo XI trata de los “miembros de la generación”.   Le dedica una página al varón y otra a la mujer.

No tiene dibujos anatómicos de la mujer.

El texto sobre la mujer dice

“En cuanto a la anatomia del útero (en texto original le denomina “la madre”) decimos que es una parte ordenada de naturaleza en las mujeres, principalmente  el lugar donde se recibe la simiente del varón y se engendra la criatura a fin que la especie humana se conserve.

Sirve además de esto para camino por donde se purgue cada mes la sangre superflua que se engendra en la mujer.

Para entendimiento de lo cual es de notar que la mujer es diferente del varón, fundamentalmente en cuanto el calor de la mujer es menos poderoso que el calor del varón y por esta razón no pudo naturaleza echar fuera del vientre los miembros de la generación como el varón el cual por la fuerza de su calor pudo echarlos fuera y de esta manera por la razón de la causa eficiente cumplió naturaleza su fin, es a saber, que quedasen estos miembros en la mujer dentro del vientre porque de fuera no se pudiera bien formar la criatura.

Así mismo es de entender que por razón de la dicha flaqueza de calor natural de las mujeres y defecto de ejercicio se multiplica en ellas más sangre de la que ha menester para su mantenimiento y por esta razón fue menester algún lugar apropiado por donde naturaleza purgase esta sangre cada mes mientras la mujer no estuviese preñada, lo cual también pretendió naturaleza para que sobrase sangre a la mujer, bastante para la formación y mantenimiento de la criatura. Por estas dos razones y para cumplimiento de estos dos fines hizo naturaleza el útero, para que por ella se purgase la sangre que sobra a la mujer cuando no está preñada y para que allí se recibiese la simiente del varón y se formase la criatura.

Pues conforme este fin, hizo  la naturaleza el útero paniculosa  y grueso de figura de una pirámide corta como un pan de azúcar cortado la punta, la cual tiene lo ancho arriba y lo angosto abajo,  de lo cual angosto nace un caño que se dice el cuello del útero.

En el hueco del útero se terminan muchas venas y arterias, las cuales son tan delgadas que en las que no están preñadas apenas se parecen, verdad es que en las preñadas se manifiestan.

En el cuello del útero las dichas venas y arterias están bien manifiestas en todo tiempo y de las dichas venas y arterias enredadas unas con otras se forma una red a forma de tela que se suele decir el panículo virginal porque dura en la mujer todo el tiempo que esta virgen

El lugar del útero es entre el intestino recto y la vejiga y allí en aquel lugar esta asida a las dos caderas con dos cuerda ligamentales cada una de su parte bien recia, las cuales cuerdas algunos llaman cuernos del útero

Tiene el útero a los lados en su superficie dos testículos menores que los testículos del varón, aunque son más largos y son también menos blandos, a los cuales testículos vienen también y nacen de ellos los vasos seminales preparatorios y olatorios como en el varón

La cantidad del utero en edad perfecta es como una pera pequeña, pero por razón de su sustancia puede extenderse todo cuanto conviene a la criatura o criaturas que se engendran en ella.

El cuello es ordinariamente mas largo, porque comúnmente suele tener siete u ocho dedos de largo

Y es aquí de considerar que, puesto que comúnmente se diga que el útero tiene siete celdas, la verdad es que se halla en ella nada más que una concavidad muy pequeña a la manera de una almendra, la cual concavidad es de tener por cierto que se puede ensanchar naturalmente según la necesidad del embarazo.”

 

Anatomía del hombre de Bernardino Montaña de Monserrate

Anatomía del hombre de Bernardino Montaña de Monserrate

Bernardino Montaña de Monserrat.

Médico nace en Barcelona en 1480 y muere en Valladolid en 1558

Estudio en Montpellier y fue médico del emperador Carlos V

Escribió “Libro de la Anatomía del hombre”. Impreso en Valladolid en la casa de Sebastián Martínez en el año 1551.

En estos días he recibido como regalo una edición facsímil de la obra original que se conserva en la Biblioteca Nacional de España.

El libro consta de dos partes:

La primera es un tratado de anatomía de la época escrito en castellano, como dice en el preámbulo de la obra

” Muy útil y necesario a los médicos y cirujanos que quieren ser perfectos en su arte y apacible a los otros hombres que huelgan de saber los secretos de la naturaleza. El cual libro se trata de la fábrica y compostura del hombre y la manera como se engendra y nace y de las causas porque necesariamente muere.”

La segunda parte de la obra es una discusión e interpretación de un noble de su época, D. Luis Hurtado de Mendoza, marqués de Modéjar, que probablemente ejerciera mecenazgo o amistad, en el preámbulo justifica la inclusión de la forma siguiente:

…” Juntamente una declaración de un sueño que soñó el Ilustrísimo señor Don Luis Hurtado de Mendoza Marques de Modéjar, que esta puesta por remate de este libro. El cual sueño viene de una figura muy graciosa que trata la dicha fabrica del hombre con todo lo demás que este libro se contiene. Dirigido al dicho señor Marques”

Es una obra de menor categoría e importancia menor en cuanto a conocimientos y difusión que la obra de Juan de Valverde de Hamusco, escrita en castellano también en España en el año 1556.  Las dos pueden estar inspiradas en la obra cumbre de Vesalio “De humani corporis fabrica” en el año 1543 considerada que las ilustraciones fueron realizadas por J. S van Calcar y  Domenico Campagnola que fueron pintores procedentes del taller de Tiziano y el propio Vesalio.

Las láminas de Bernardino Montaña de Monserrat están menos perfeccionadas y aunque pueden estar inspiradas en la obra de Vesalio no son copias como si sucede en la obra de Valverde de Hamusco

Portada de la obra Anatomía del hombre de Bernardino Montaña de Monserrate

 

Revista del Seguro de Enfermedad

Revista del Seguro de Enfermedad

Revista del Seguro de Enfermedad

Año Primero de la Revista. Nº 2. de abril del año 1952

Editada por la Jefatura Nacional del Seguro Obligatorio de Enfermedad.  (SOE).  Perteneciente a la Dirección General de Previsión. Todos organismos del Ministerio de Trabajo de España en el año 1952