Archivo por meses: mayo 2015

Farmacopea Amstelredamensis. Año 1636

Farmacopea Amstelredamensis. Año 1636

Farmacopea de Amsterdam.

La Farmacopea es el libro que reúne las formulas de preparados medicinales, los métodos para elaborarlos, indicaciones para su administración y el uso según el organismo oficial. Fue un acuerdo concebido y consensuado por boticarios y médicos de vigencia oficial y obligatoria.

El nombre de farmacopea proviene del griego “farmakon” que significa: veneno, droga, medicamento, remedio. Y “poeio” que significa : hacer, preparar

El origen podía ser desde que se comienzan a utilizar los preparados medicinales. Se conocen textos de medicina china que refieren elaboración de tratamiento con plantas y productos con fines medicinales que se remontan a 3.000 a.C.

Hipócrates en su obra “Corpus Hipocraticum” refiere formulas medicamentosas. 500 a.C.

Teofrasto discípulos de Aristoteles es el primero en describir tratamiento con plantas. Cratevas médico de Mitrídites es el primero en dibujar las plantas con fines terapéuticos.

Dioscórides escribe “De re medica” clasifica las plantas de una manera completamente nueva, catalogándolas de acuerdo con las enfermedades que curan, realiza una lista de sustancias y remedios para los tratamiento médicos. Algunos autores la consideran como la primera farmacopea antigua.

Escribonio Largo fue médico del siglo I, que sirvió al emperador romano Claudio y le acompañó en la conquista de Britania. En el año 47 escribió una obra “De compsitione Medicamentorum” que es una lista de 271 prescripciones, suyas y de los médicos médicos de su época, también incluye remedios tradicionales. Se puede considerar como una de las primeras farmacopeas

En la Edad Media, los médicos Akrabaddin, Mesué y sobre todo Rahzes recopilaron y escribieron formulas para preparar medicamentos a partir de las drogas vegetales y normas sobre las farmacias.   Razis publica “Totum Continens” que era un recetario de su época. Pedro de Albano publica el “Conciliator differentiarum” y Arnaldo de Vilanova “De Virtibus Herbarum”.

La Escuela Médica de Salerno publica el “Regimen Sanitatis” que es un tratado sobre los consejos y remedios saludables y terapéuticos.

Valerius Cordus (1514-1544) Fue médico, farmacéutico y botánico. Nació en Hesse. Estudió en Marburgo , Leipzig y Wittenberg donde dió clases de medicina. Fue un investigador de la obra de Dioscórides y de sus investigaciones escribió una obra “Dispensatorium” que fue publicada en el año 1546 a título póstumo. Considerada también como primera farmacopea.

La mayoría de los historiadores considera la Farmacopea florentina, publicada en Florencia, la primera mundial. El “Nuovo receptario composto dal famossiimo Chollegio degli eximil doctori della arte et medicina della ínclita cipta de Firenze” , publicada el 21 de enero de 1498

La segunda es la “Concordie Apothecariorum Barchiñ.i medicinis” de Barcelona en el año 1511.

 

Farmacopea Amstelredamensis. Año 1636

Farmacopea Amsterdianensis

Farmacopea Amstelredamensis 001

Farmacopea Londinensis

Farmacopea Londinensis

Farmacopea inglesa

La Farmacopea es el libro que reúne las formulas de preparados medicinales, los métodos para elaborarlos, indicaciones para su administración y el uso según el organismo oficial. Fue un acuerdo concebido y consensuado por boticarios y médicos de vigencia oficial y obligatoria.

El nombre de farmacopea proviene del griego “farmakon” que significa: veneno, droga, medicamento, remedio. Y “poeio” que significa : hacer, preparar

El origen podía ser desde que se comienzan a utilizar los preparados medicinales. Se conocen textos de medicina china que refieren elaboración de tratamiento con plantas y productos con fines medicinales que se remontan a 3.000 a.C.

Hipócrates en su obra “Corpus Hipocraticum” refiere formulas medicamentosas. 500 a.C.

Teofrasto discípulos de Aristoteles es el primero en describir tratamiento con plantas. Cratevas médico de Mitrídites es el primero en dibujar las plantas con fines terapéuticos.

Dioscórides escribe “De re medica” clasifica las plantas de una manera completamente nueva, catalogándolas de acuerdo con las enfermedades que curan, realiza una lista de sustancias y remedios para los tratamiento médicos. Algunos autores la consideran como la primera farmacopea antigua.

Escribonio Largo fue médico del siglo I, que sirvió al emperador romano Claudio y le acompañó en la conquista de Britania. En el año 47 escribió una obra “De compsitione Medicamentorum” que es una lista de 271 prescripciones, suyas y de los médicos médicos de su época, también incluye remedios tradicionales. Se puede considerar como una de las primeras farmacopeas

En la Edad Media, los médicos Akrabaddin, Mesué y sobre todo Rahzes recopilaron y escribieron formulas para preparar medicamentos a partir de las drogas vegetales y normas sobre las farmacias.   Razis publica “Totum Continens” que era un recetario de su época. Pedro de Albano publica el “Conciliator differentiarum” y Arnaldo de Vilanova “De Virtibus Herbarum”.

La Escuela Médica de Salerno publica el “Regimen Sanitatis” que es un tratado sobre los consejos y remedios saludables y terapéuticos.

Valerius Cordus (1514-1544) Fue médico, farmacéutico y botánico. Nació en Hesse. Estudió en Marburgo , Leipzig y Wittenberg donde dió clases de medicina. Fue un investigador de la obra de Dioscórides y de sus investigaciones escribió una obra “Dispensatorium” que fue publicada en el año 1546 a título póstumo. Considerada también como primera farmacopea.

La mayoría de los historiadores considera la Farmacopea florentina, publicada en Florencia, la primera mundial. El “Nuovo receptario composto dal famossiimo Chollegio degli eximil doctori della arte et medicina della ínclita cipta de Firenze” , publicada el 21 de enero de 1498

La segunda es la “Concordie Apothecariorum Barchiñ.i medicinis” de Barcelona en el año 1511.

Farmacopea Londinensis

Farmacopea inglesa

Farmacopea Londinensis 001

Farmacopea Johannem Placotonum. Año 1560

Farmacopea Johannem Placotonum. Año 1560

Farmacopea alemana

La Farmacopea es el libro que reúne las formulas de preparados medicinales, los métodos para elaborarlos, indicaciones para su administración y el uso según el organismo oficial. Fue un acuerdo concebido y consensuado por boticarios y médicos de vigencia oficial y obligatoria.

El nombre de farmacopea proviene del griego “farmakon” que significa: veneno, droga, medicamento, remedio. Y “poeio” que significa : hacer, preparar

El origen podía ser desde que se comienzan a utilizar los preparados medicinales. Se conocen textos de medicina china que refieren elaboración de tratamiento con plantas y productos con fines medicinales que se remontan a 3.000 a.C.

Hipócrates en su obra “Corpus Hipocraticum” refiere formulas medicamentosas. 500 a.C.

Teofrasto discípulos de Aristoteles es el primero en describir tratamiento con plantas. Cratevas médico de Mitrídites es el primero en dibujar las plantas con fines terapéuticos.

Dioscórides escribe “De re medica” clasifica las plantas de una manera completamente nueva, catalogándolas de acuerdo con las enfermedades que curan, realiza una lista de sustancias y remedios para los tratamiento médicos. Algunos autores la consideran como la primera farmacopea antigua.

Escribonio Largo fue médico del siglo I, que sirvió al emperador romano Claudio y le acompañó en la conquista de Britania. En el año 47 escribió una obra “De compsitione Medicamentorum” que es una lista de 271 prescripciones, suyas y de los médicos médicos de su época, también incluye remedios tradicionales. Se puede considerar como una de las primeras farmacopeas

En la Edad Media, los médicos Akrabaddin, Mesué y sobre todo Rahzes recopilaron y escribieron formulas para preparar medicamentos a partir de las drogas vegetales y normas sobre las farmacias.   Razis publica “Totum Continens” que era un recetario de su época. Pedro de Albano publica el “Conciliator differentiarum” y Arnaldo de Vilanova “De Virtibus Herbarum”.

La Escuela Médica de Salerno publica el “Regimen Sanitatis” que es un tratado sobre los consejos y remedios saludables y terapéuticos.

Valerius Cordus (1514-1544) Fue médico, farmacéutico y botánico. Nació en Hesse. Estudió en Marburgo , Leipzig y Wittenberg donde dió clases de medicina. Fue un investigador de la obra de Dioscórides y de sus investigaciones escribió una obra “Dispensatorium” que fue publicada en el año 1546 a título póstumo. Considerada también como primera farmacopea.

La mayoría de los historiadores considera la Farmacopea florentina, publicada en Florencia, la primera mundial. El “Nuovo receptario composto dal famossiimo Chollegio degli eximil doctori della arte et medicina della ínclita cipta de Firenze” , publicada el 21 de enero de 1498

La segunda es la “Concordie Apothecariorum Barchiñ.i medicinis” de Barcelona en el año 1511.

 

Farmacopea Johannem Placotonum. Año 1560

Farmacopea alemana

Farmacopea J. Placotorum 001

Farmacopea “Ricettario Fiorentino”. Año 1557.

Farmacopea “Ricettario Fiorentino”. Año 1557.

La Farmacopea es el libro que reúne las formulas de preparados medicinales, los métodos para elaborarlos, indicaciones para su administración y el uso según el organismo oficial. Fue un acuerdo concebido y consensuado por boticarios y médicos de vigencia oficial y obligatoria.

El nombre de farmacopea proviene del griego “farmakon” que significa: veneno, droga, medicamento, remedio. Y “poeio” que significa : hacer, preparar

El origen podía ser desde que se comienzan a utilizar los preparados medicinales. Se conocen textos de medicina china que refieren elaboración de tratamiento con plantas y productos con fines medicinales que se remontan a 3.000 a.C.

Hipócrates en su obra “Corpus Hipocraticum” refiere formulas medicamentosas. 500 a.C.

Teofrasto discípulos de Aristoteles es el primero en describir tratamiento con plantas. Cratevas médico de Mitrídites es el primero en dibujar las plantas con fines terapéuticos.

Dioscórides escribe “De re medica” clasifica las plantas de una manera completamente nueva, catalogándolas de acuerdo con las enfermedades que curan, realiza una lista de sustancias y remedios para los tratamiento médicos. Algunos autores la consideran como la primera farmacopea antigua.

Escribonio Largo fue médico del siglo I, que sirvió al emperador romano Claudio y le acompañó en la conquista de Britania. En el año 47 escribió una obra “De compsitione Medicamentorum” que es una lista de 271 prescripciones, suyas y de los médicos médicos de su época, también incluye remedios tradicionales. Se puede considerar como una de las primeras farmacopeas

En la Edad Media, los médicos Akrabaddin, Mesué y sobre todo Rahzes recopilaron y escribieron formulas para preparar medicamentos a partir de las drogas vegetales y normas sobre las farmacias.   Razis publica “Totum Continens” que era un recetario de su época. Pedro de Albano publica el “Conciliator differentiarum” y Arnaldo de Vilanova “De Virtibus Herbarum”.

La Escuela Médica de Salerno publica el “Regimen Sanitatis” que es un tratado sobre los consejos y remedios saludables y terapéuticos.

Valerius Cordus (1514-1544) Fue médico, farmacéutico y botánico. Nació en Hesse. Estudió en Marburgo , Leipzig y Wittenberg donde dió clases de medicina. Fue un investigador de la obra de Dioscórides y de sus investigaciones escribió una obra “Dispensatorium” que fue publicada en el año 1546 a título póstumo. Considerada también como primera farmacopea.

La mayoría de los historiadores considera la Farmacopea florentina, publicada en Florencia, la primera mundial. El “Nuovo receptario composto dal famossiimo Chollegio degli eximil doctori della arte et medicina della ínclita cipta de Firenze” , publicada el 21 de enero de 1498

La segunda es la “Concordie Apothecariorum Barchiñ.i medicinis” de Barcelona en el año 1511.

Farmacopea “Ricettario Fiorentino”. Año 1557.

Farcopea Recettario Fiorentino

“Si quieres vivir sano, hazte viejo temprano” de Sorapán de Rieros

“Si quieres vivir sano, hazte viejo temprano”

Este refrán es el número 1 de la obra “Medicina contenida en Proverbios” de Juan Sorapán de Rieros, publicada en 1616.

Transcripción realizada por Tomás Cabacas Hurtado.

 

             “Si quieres vivir sano, hazte viejo temprano”

 La joya más preciosa que en este mundo el hombre puede poseer, es la salud: y así tuvieron por conclusión llana los sabios antiguos, que ni el rico, ni el fuerte, ni el sabio, ni el bien afortunado, ni el que esta en la cumbre de la honra, ni el que tiene fieles amigos, ni aun el que tienes hijos y mujer a gusto, se puede llamar dichoso o feliz sino goza de salud.

Thales Mileto, uno de los siete sabios de Grecia, siendo preguntado qué hombre en esta vida se podía llamar dichoso. Respondió que el que gozaba de salud corporal.

Pofidonio Apameo solía decir que el mayor bien que poseen los hombres es el de la salud y riquezas.

Entre los Pitagóricos era costumbre muy usual, cuando en las cartas que se escribían tratando alguna cosa grave, no usar otro género que el desear salud, como hoy también se usa entre los prudentes

Castellanos cuyas costumbres no son de menos autoridad, lo que traen en la pluma y boca el deseo de salud de los que aman.

El doctísimo Hipócrates y Galeno nos enseña que todo el deleite en las cosas humanas, es de ningún momento, ni gusto, si falta el bien de la salud

Orpheo en una oración que hizo en alabanza del mismo Hipócrates dice: que ni la dulce armonía de la música, ni la felicidad de las riquezas, ni la contemplación de los placeres, ni los prósperos hechos de la fortuna suben tanto la balanza de la gloria human quando la baja un solo dia de enfermedad.

Y el Eclesistico hablando a este asunto dice mejor suerte es la del poble que tiene salud que no la del rico que esta falto de ella. Y un poco mas abajo dice, no hay patrimonio, ni censo que se pueda comparar con la salud del cuerpo.

Plutarco en el libro de la “Conformación de la Salud” afirma que tener salud es un potaje suavísimo y una salsa del cielo.

Marcial nos dice que una de las cosas que hacen la vida dichosa es el cuerpo sano

Juvenal que no habíamos de pedir a Dios, ni rogar otra soca mas que tener alma sana en cuerpo sano.

Página original y primea del refrán “Si quieres vivir sano, hazte viejo temprano” de la obra “Medicina contenida en Proverbios” de Juan Sorapán de Rieros, publicada en 1616.

Si quieres vivr sano 001

A estas sentencias de tan ilustres varones corresponde la costumbre que tenía el guerrero rey Pirro entre los Epirotas que cuando hacia sacrificios en el templo, nunca pedia a los dioses posesión de mayor reino, ni victorias de sus enemios, ni mas honra, ni riquezas, ni otras cosas semejantes a estas, por las que los hombres siempre andan atormentados, sino tan solamente que los dioses le siesen salud, teniendo este discreto rey entendido que si esta no le faltaba que todas las demás cosas le sucederían prósperamente porque aunque a banderas desplegadas la fortuna favorezca al hombre y aunque en la bonanza de las cosas de esta vida lleve siempre el viento en popa, si le falta la salud, todo lo demás sobra.

Por lo que el divino Platón escribe que en los banquetes antiguos era el mas solemente y celebrado cantar que la mejor cosa de las cosas humanas es la salud

Otros filósofos hubo muy celebrados de Cicerón como fueron Panecio y Pofodonio, los cuales dijeron que no era suficiente la virtud para pasar la vida dichosamente, sino se gozaba de perfecta salud.

Y Crantorfolenfe afirmaba que la principal virtud de la vida huma se había de dar a la virtud y la segunda a la salud.

Y no es de admirar que todos estos famosos varones hayan encarecido tanto el dulce bien de la salud, pues el glorioso Dan Agustín, como refiere el decreto Canónico, dice que el que pagare las decimas, no solo le daría Dios abundancia de los frutos de la tierra, también salud para el cuerpo y para el alma.

Pero para que me canso exaltando con autoridades humanas y divinas lo que se dsuyo están conocido bien como la salud, sin la cual ni el animoso soldado podría combatir , ni el labrador cultivar el campo, ni oir las causas el juez, ni defenderlas el abogado, ni el teólogo finalmente escudriñar las cosas divinas. Muchos valeroso y esforzados capitanes tienen renombre y gloria por sus señaladas hazañas, la mayoria de los cuales deben su fortaleza y vigor a la Medicina, que les dio salud para alcanzarlas

Y asi se tiene por cierto que Philipo, médico de Alejandría, no venció menos a Darío en las guerras que el propio Alejandro, al cual poco antes de la victoria le había restituido la salud y las fuerzas perdidas de una muy grave enfermedad, sin la tal salud no venciere Alejandro Magno.

Además de lo ya dicho, si el dolor, según Aristipo afirma, es el mayor de todos los males, aquello sin duda debe ser tenido por sumo bien entre los bines naturales, que es contrario a un tan grande tirano. Pues esta es la salud, luego evidentísimamente la salud será el mayor bien de los bienes, cuya excelencia y ventaja sobre los demás bienes, no se puede encarecer con palabras. Y así el que hubiere de tratar con ella tendrá mucho mas que hacer en buscar el estilo y modo que hallar la materia o copia para fabricar su oración

Esta pues es de la que trata el presente Refrán, el cual para adquirir este bien que tantos filósofos dijeron ser el mayor y mas excelente que el hombre puede poseer en este mundo. No sea un antídoto, un socorro y remedio el mas fácil y cierto que hasta hoy la invención humana ha hallado diciendo si quieres tener el sumo bien de la salud que hace los hombre bienaventurados y dichoso, contentos, graciosos y bien afortunados en conclusión

                     “Si quieres vivir sano

                     Hazte viejo temprano.”

Es esta ultima parte del refrán que dice:” Hazte viejo temprano” esta oculta la metáfora que hemos de entender que bien en esta sentencia significa lo mismo que prudente y que lo mismo es decir “hazte viejo temprano” que hazte prudente temprano, como los refranes y sentencias son mas considerados cuanto mas significan y comprenden en breves palabra, por esta razón nuestro refrán dice viejo y no prudente, usando como esta dicho el analogismo

Podría alguno estudioso de la medicina acordase del aquel aforismo de Hipócrates que se lee en el “Segundo libro” el cual clarísimamente dice: que los viejos padecen menos enfermedades que los mozos. Y así que nuestro refrán no se ha de entender metafóricamente, sino literalmente la verdadera vejez en la cual (según este gran autor) asaltan menos enfermedades al cuerpo humano. Este argumento es fuerte pero oyendo la respuesta que da el doctísimo Valles quedara el entendimiento tranquilo, que se ha de entender el aforismo de Hipócrates sobre las enfermedades agudas que se causan de cólera y sangre, porque las crónicas ensadosas y prolijas estas verdaderamente acompañan siempre a la vejez y asi hemos de entender que la edad de los viejos es mas enerma que la alegre juventud, por lo cual dijo el gran Hipócrates en otro lugar: es muy enfermo quien es muy viejo.

La experiencia lo enseña, no nos cansemos trayendo autoridades para nuestra defensa que el vulgo suele y con verdad decir: La propia vejez es la enfermedad.

Conociendo esto Galeno en el comentario del aforismo alegado, defiende a su maestro Hipócrates afirmando que los viejos son mas enfermos que los mozos, pero que por su prudencia y experiencia y por saber huir de los inconvenientes pasan la vida mas seguros; de donde se deduce bien claro lo que dice Galeno lo mismo que yo afirmo en la exposición de la segunda parte del refrán que es “hazte viejo temprano y vivirás sano” pued dice que aunque la naturaleza de los vejos es mas enferma que la natural vejez pasan la vida mas sano.

Y porque hemos dicho que ser prudentes de suma importancia para poseer el excelente bien de la salud será razón darlo a entender demostrándolo con razones y autoridades y consecutivamente que son viejos son prudente.

Digo pues que nadie habrá que no entienda de cuando tiempo y peso sea para la conservación de la salud la virtud de la prudencia, pues anda tiempo acompañada del cihsoo y glorioso coro de las demás virtudes como enseña Cicerón en el quinto de las ·Tusculanas”

Y San Agustín dice que la prudencia es la ciencia de las cosas buenas y de las malas y de las neutras.

Aristóteles también lo enseña y dice que la prudencia esta en la parte racional del alma que se dice estimaba, la cual con solo su fuerza y virtud puede aconsejar a si y a los demás todos los males y bienes, y prevenir en todas ocasiones con altísimo consejo.

Marco Tulio en sl 3 de la “Retórica” no avisa que por la prudencia podemos tener elección de los bienes o de los males, siendo esto así no hay duda sino que la prudencia nos podrá apartar de muchas ocasiones y peligros de enfermedades en las cuales cada dia vemos que el imprudente necio, como torpe y falto se deja caer de los cuales el prudente y avisado se podrá guardar pues le acompaña siempre la inquisición de la verdad, la meditación del animo, la viveza del entendimiento y la elección de lo bueno con mucho estudio y ciencia, las cuales cosas todas se amonestan y aconsejan al prudente que nunca se confíe de su parecer si en no vienen estos requisitos.

Y porque entendemos como esta necesaria esta virtud de la prudencia anda si siempre acompañada con los muchos años. Y que dice activamente nuestro refrán cuando avisa que nos hagamos viejos temprano se ha de advertir que lo mismo es decir vejez que decir sequedad, porque los viejos son secos como enseña Galeno en muchos lugares y la experiencia lo muestra y este mismo autores el libro que intituló “Quod animi mores corporis tempraturumse cuantur” afirma que la prudencia procede y se adquiere de la sequedad como la demencia, e imprudencia de la humedad, adonde alega aquella célebre sentencia de Heráclito que los espiritus secos hacen el alma sapiencitisima yprudente.

Y aunque es verdad que la sequedad aprovecha alguna cosa en la prudencia hemos de entender ser mas cierto lo que responde Platón a Fedro cuando dice: que hace prudentisímo al hombre la divina Filosofía hace que menospreciemos el mundo y todas cuantas cosas hay en é.. Dicen también que a la prudencia perfecciona el tiempo y la larga experiencia juntamente con la observación de los humanos acontecimiento como lo escribe Marfilio Ficino

Cicerón el primero “Legibus” afirma que la naturaleza le da cierta fuerza y virtud

Y el Santo Job en el capitulo duodécimo dice que en el mucho tiempo está la prudencia.

San Hieronymo escribiendo a Nepociano también dice que casi todas las virtudes del cuerpo se cambian en los viejos y descreciendo todas las demás crece sola la sabiduría y un poco mas abajo añade la senectud con la edad se hace mas docta con el uso mas trillada y con el proceso y discurso del tiempo mas sabia.

De Sócrates hay una sentencia referida de Alcibiades en “El simplosio” de Platón que entonces los ojos del entendimiento comienza a ver agudamente cuando a los ojos del cuerpo comienza a fltar su virdu.

Y en el capitulo cuarto de la “Sabiduría” está escrito: “Las nacas de los hombres son prudencia”

En el Eclesiástico: “que hermosa es la sabiduría en los ancianos y cuan glorioso su entendimiento”

Eurípides dice: “El viejo cuidadoso vale mas que muchos mancebos”

Y Plauto: “La edad es escondimento para la sabiduría”

Platón en el “Timeo” enseña que el alma cuando al principio se encierra en las ataduras del cuerpo se hace como torpe y sin mente. Pero después que el hombre se aumenta y crece y las almas con mas lento movimientos hacen su camino, entonces es el hombre mas prudente y sabio

Aristóteles dice en un problema que nuestra madre naturaleza, autora de todas las cosas, nos dio dos instrumentos: “la mano para el cuerpo y el alma para el entendimiento” y de tal manera que desde que nacemos no estamos prontos para usar del instrumentos de las manos hasta que la naturaleza las perfecciona y fortalece, así ni mas ni menos el entendimiento, no luego que nacemos, mas antes en la vejez cobra su vigor y fortaleza. Y cierto no hay duda alguna, sino que mientras mas son los años tanto mas tenemos de uso y experiencia y tanto mayores fuerzas alcanzamos con el consejo.

Conociendo esto Homero, hablando de cierto caballero egipcio dice estas palabras: “Era jorobado en la senectud y con mucha experiencia de cosas sabio”

Con lo dicho y muchas que se pudiera decir se consolarán los señores ancianos, pues está con ellos la razón mas que en los mozos. Y en cuando a esta parte que es principal que constituye el hombre les hacen mucha ventaja.

Y así que Ovidio en aquellos versos tan sabios dice: “No todas las cosas de la edad de los viejos son aborrecibles, ni para huir de ellas, porque de los años tardios se adquiere la habilidad y la experiencia.”

Es tan conocida verdad la que voy probando que pudiera traer infinidad de citar para probarlas, mas huyendo del cansancio dejo sentencias de Homero, Virgilio, Apuleyo, Eurípides, Afranio, Marco Tulio, Plutaco y de las Sagradas Escrituras y de muchos santos.

Pero se podrá dudar mucho acerca de este comentario diciendo que si la prudencia esta en la vejez, (como esta probado),y muchos años que será imposible alcanzarla el joven y consiste que ha llegado a la edad referida. Y así que el refrán será ridicuculo y en ningún momento pues pone un caso que naturalmente no puede ser como es ser mozo y viejo en prudencia todo en un tiempo. A esta objeción se responde que la edad es en dos maneras: una del cuerpo y otro del alma, esta del alma no se numera y cuenta por razón del tiempo sino por la calidad de la virtud, de suerte que aquel se dirá varón perfecto y viejo, que carece del error en imprudencia de la juventud y tiene la prudencia del veijo aunque tenga tiernos años.

De esta edad pues se ha de entender el refrán cuando cie: “hazte viejo temprano” que de ninguna manera el hombre mozo ha de desesperar de poder ser sabio y prudente confiando principalmente el la divina bondad y magnificencia que las serpientes de prudencia que se la dará con liberal mano. Pues vemos que muchas veces los mozos vencen en consejo y prudencia a los viejos.

Como leemos en Píndaro hablando de Demófilo dice: que aunque era en la edad mancebo, en los consejos era viejo como si fuera de cien años

Tito libio cuenta de Apio Claudio que siendo mancebo y de poca edad dio su parecer y decretó un neocio muy difícil y fue el mejor que todos los demás y así fue de todos escogido.

Cornelio Tacito escribe que Lucio Craso siendo de 19 años acusó a Cayo Carbón y Cesar de veintiuno

Adolavela y Afsinio Polon de otros tantos a Cantón

Augusto Cesar cuenta Suetonio Tranquilo que teniendo 12 años, públicamente en un gran auditorio alabó a Julia difunta,

Se confirma esta verdad con lo que las divinas letras nos muestran en el libro de la Sabiduría capítulo cuarto, número nueve, diciendo: los sentidos de los hombres son canos y la edad no se cuenta por el número de los años. De suerte que el hombre mozo no se debe tener por despedido de la compañía dichosa, ni de la riquísima y celestial casa de la prudencia. Antes procure traer siempre en la memoria este refrán considerando como se probó de importantísimos y diversos autores que la salud es el principal y sumo bien que el hombre en este mundo puede poseer y que ninguno se puede llamar dichoso y feliz aunque goce todos los demás bienes, sino goza de la dulzura de la salud.

Y con esta salud nos está invitando el refrán diciendo: “Si quieres vivir sano, hazte viejo temprano”, la cual vejez se ha de entender de la vejez o edad del ánimo, que es la prudencia, por estar esta en estimable virtud por la mayor parte en los de madura edad y mas expertos varones como se probó con razones y autoridades divinas y humanas.

Pero no por esto se ha de tener el sabio mozo por despedido de la prudencia y maduro seso para poderse hacer viejo temprano, ahuyentando de si las ocasiones enemigas a la salud, ejercitándose moderadamente, de suerte que esté ágill para cualquier movimiento corporal, comiendo templadamente y bebiendo igual, durmiendo siete horas de noche y ninguna de dia. Aborreciendo el carnal vicio como muy viejo, sino quiere pelarse y tener en su rostro mil manchas, nacidos, talparias, llagas y dolores nocturnos. Consumir sus bienes en zarza, palo santo, china y azogue. El vicio carnal puede darle vida en la cama por muchos años y dejar a su compañera en breve tiempo viuda y toda sus descendencia con perpetua herencia de lamparones y otros mil géneros de males. Prevenir y considerar esto el mozo es hacerse viejo temprano

 

Real Farmacopea Española

Real Farmacopea Española

Nace en 1887.  Para realizar el cumplimiento de la L>y del Medicamento de 1996

Segunda edicion en el año 2002. Se incluye el Formulacio nacional con las monografias de las Formulas magiestrales.

Tercera edicion, 2005.  Integra la 5ª edición de la Farmacopea Europea

Cuarta edicion año 20011

Quinta edición en el año 2015

La Farmacopea es el libro que reúne las formulas de preparados medicinales, los métodos para elaborarlos, indicaciones para su administración y el uso según el organismo oficial. Fue un acuerdo concebido y consensuado por boticarios y médicos de vigencia oficial y obligatoria.

El nombre de farmacopea proviene del griego “farmakon” que significa: veneno, droga, medicamento, remedio. Y “poeio” que significa : hacer, preparar

El origen podía ser desde que se comienzan a utilizar los preparados medicinales. Se conocen textos de medicina china que refieren elaboración de tratamiento con plantas y productos con fines medicinales que se remontan a 3.000 a.C.

Hipócrates en su obra “Corpus Hipocraticum” refiere formulas medicamentosas. 500 a.C.

Teofrasto discípulos de Aristoteles es el primero en describir tratamiento con plantas. Cratevas médico de Mitrídites es el primero en dibujar las plantas con fines terapéuticos.

Dioscórides escribe “De re medica” clasifica las plantas de una manera completamente nueva, catalogándolas de acuerdo con las enfermedades que curan, realiza una lista de sustancias y remedios para los tratamiento médicos. Algunos autores la consideran como la primera farmacopea antigua.

Escribonio Largo fue médico del siglo I, que sirvió al emperador romano Claudio y le acompañó en la conquista de Britania. En el año 47 escribió una obra “De compsitione Medicamentorum” que es una lista de 271 prescripciones, suyas y de los médicos médicos de su época, también incluye remedios tradicionales. Se puede considerar como una de las primeras farmacopeas

En la Edad Media, los médicos Akrabaddin, Mesué y sobre todo Rahzes recopilaron y escribieron formulas para preparar medicamentos a partir de las drogas vegetales y normas sobre las farmacias.   Razis publica “Totum Continens” que era un recetario de su época. Pedro de Albano publica el “Conciliator differentiarum” y Arnaldo de Vilanova “De Virtibus Herbarum”.

La Escuela Médica de Salerno publica el “Regimen Sanitatis” que es un tratado sobre los consejos y remedios saludables y terapéuticos.

Valerius Cordus (1514-1544) Fue médico, farmacéutico y botánico. Nació en Hesse. Estudió en Marburgo , Leipzig y Wittenberg donde dió clases de medicina. Fue un investigador de la obra de Dioscórides y de sus investigaciones escribió una obra “Dispensatorium” que fue publicada en el año 1546 a título póstumo. Considerada también como primera farmacopea.

La mayoría de los historiadores considera la Farmacopea florentina, publicada en Florencia, la primera mundial. El “Nuovo receptario composto dal famossiimo Chollegio degli eximil doctori della arte et medicina della ínclita cipta de Firenze” , publicada el 21 de enero de 1498

La segunda es la “Concordie Apothecariorum Barchiñ.i medicinis” de Barcelona en el año 1511.

 

Real Farmacopea Española.  2ª edición

Real farmacopea Española

Farmacopea española. Año 1954

Farmacopea española. Año 1954

Se publica en 1954 en dos tomos.

Estuvo vigente durante 33 años

La Farmacopea es el libro que reúne las formulas de preparados medicinales, los métodos para elaborarlos, indicaciones para su administración y el uso según el organismo oficial. Fue un acuerdo concebido y consensuado por boticarios y médicos de vigencia oficial y obligatoria.

El nombre de farmacopea proviene del griego “farmakon” que significa: veneno, droga, medicamento, remedio. Y “poeio” que significa : hacer, preparar

El origen podía ser desde que se comienzan a utilizar los preparados medicinales. Se conocen textos de medicina china que refieren elaboración de tratamiento con plantas y productos con fines medicinales que se remontan a 3.000 a.C.

Hipócrates en su obra “Corpus Hipocraticum” refiere formulas medicamentosas. 500 a.C.

Teofrasto discípulos de Aristoteles es el primero en describir tratamiento con plantas. Cratevas médico de Mitrídites es el primero en dibujar las plantas con fines terapéuticos.

Dioscórides escribe “De re medica” clasifica las plantas de una manera completamente nueva, catalogándolas de acuerdo con las enfermedades que curan, realiza una lista de sustancias y remedios para los tratamiento médicos. Algunos autores la consideran como la primera farmacopea antigua.

Escribonio Largo fue médico del siglo I, que sirvió al emperador romano Claudio y le acompañó en la conquista de Britania. En el año 47 escribió una obra “De compsitione Medicamentorum” que es una lista de 271 prescripciones, suyas y de los médicos médicos de su época, también incluye remedios tradicionales. Se puede considerar como una de las primeras farmacopeas

En la Edad Media, los médicos Akrabaddin, Mesué y sobre todo Rahzes recopilaron y escribieron formulas para preparar medicamentos a partir de las drogas vegetales y normas sobre las farmacias.   Razis publica “Totum Continens” que era un recetario de su época. Pedro de Albano publica el “Conciliator differentiarum” y Arnaldo de Vilanova “De Virtibus Herbarum”.

La Escuela Médica de Salerno publica el “Regimen Sanitatis” que es un tratado sobre los consejos y remedios saludables y terapéuticos.

Valerius Cordus (1514-1544) Fue médico, farmacéutico y botánico. Nació en Hesse. Estudió en Marburgo , Leipzig y Wittenberg donde dió clases de medicina. Fue un investigador de la obra de Dioscórides y de sus investigaciones escribió una obra “Dispensatorium” que fue publicada en el año 1546 a título póstumo. Considerada también como primera farmacopea.

La mayoría de los historiadores considera la Farmacopea florentina, publicada en Florencia, la primera mundial. El “Nuovo receptario composto dal famossiimo Chollegio degli eximil doctori della arte et medicina della ínclita cipta de Firenze” , publicada el 21 de enero de 1498

La segunda es la “Concordie Apothecariorum Barchiñ.i medicinis” de Barcelona en el año 1511.

 

Farmacopea española. Año 1954

Se publica en 1954 en dos tomos.

Estuvo vigente durante 33 años

Farmacopea Oficial Española.

Farmacopea Hispania. Año 1803

Farmacopea Hispania. Año 1803

La primera edición se realiza  en 1704. Reinando Carlo IV.

Tiene caracter oficial y Nacional

En esta edición la de 1803 se crean las Ordenanzas de Farmacia y se constituye la Real Junta Superior Gubernativa de la Facultad de Farmacia

Se realizaron hasta ocho ediciones en diferentes años hasta 1930 que fue la octava edición

La Farmacopea es el libro que reúne las formulas de preparados medicinales, los métodos para elaborarlos, indicaciones para su administración y el uso según el organismo oficial. Fue un acuerdo concebido y consensuado por boticarios y médicos de vigencia oficial y obligatoria.

El nombre de farmacopea proviene del griego “farmakon” que significa: veneno, droga, medicamento, remedio. Y “poeio” que significa : hacer, preparar

El origen podía ser desde que se comienzan a utilizar los preparados medicinales. Se conocen textos de medicina china que refieren elaboración de tratamiento con plantas y productos con fines medicinales que se remontan a 3.000 a.C.

Hipócrates en su obra “Corpus Hipocraticum” refiere formulas medicamentosas. 500 a.C.

Teofrasto discípulos de Aristoteles es el primero en describir tratamiento con plantas. Cratevas médico de Mitrídites es el primero en dibujar las plantas con fines terapéuticos.

Dioscórides escribe “De re medica” clasifica las plantas de una manera completamente nueva, catalogándolas de acuerdo con las enfermedades que curan, realiza una lista de sustancias y remedios para los tratamiento médicos. Algunos autores la consideran como la primera farmacopea antigua.

Escribonio Largo fue médico del siglo I, que sirvió al emperador romano Claudio y le acompañó en la conquista de Britania. En el año 47 escribió una obra “De compsitione Medicamentorum” que es una lista de 271 prescripciones, suyas y de los médicos médicos de su época, también incluye remedios tradicionales. Se puede considerar como una de las primeras farmacopeas

En la Edad Media, los médicos Akrabaddin, Mesué y sobre todo Rahzes recopilaron y escribieron formulas para preparar medicamentos a partir de las drogas vegetales y normas sobre las farmacias.   Razis publica “Totum Continens” que era un recetario de su época. Pedro de Albano publica el “Conciliator differentiarum” y Arnaldo de Vilanova “De Virtibus Herbarum”.

La Escuela Médica de Salerno publica el “Regimen Sanitatis” que es un tratado sobre los consejos y remedios saludables y terapéuticos.

Valerius Cordus (1514-1544) Fue médico, farmacéutico y botánico. Nació en Hesse. Estudió en Marburgo , Leipzig y Wittenberg donde dió clases de medicina. Fue un investigador de la obra de Dioscórides y de sus investigaciones escribió una obra “Dispensatorium” que fue publicada en el año 1546 a título póstumo. Considerada también como primera farmacopea.

La mayoría de los historiadores considera la Farmacopea florentina, publicada en Florencia, la primera mundial. El “Nuovo receptario composto dal famossiimo Chollegio degli eximil doctori della arte et medicina della ínclita cipta de Firenze” , publicada el 21 de enero de 1498

La segunda es la “Concordie Apothecariorum Barchiñ.i medicinis” de Barcelona en el año 1511.

Farmacopea Hispania. Año 1803

La primera edición se realiza  en 1704. Reinando Carlo IV.

Tiene caracter oficial y Nacional

En esta edición la de 1803 se crean las Ordenanzas de Farmacia y se constituye la Real Junta Superior Gubernativa de la Facultad de Farmacia

Se realizaron hasta ocho ediciones en diferentes años hasta 1930 que fue la octava edición

Farmacopea Hispania

Farmacopea Matritensis. Año 1739

Farmacopea Matritensis. Año 1739

Realizada con la colobaración del Colegio de Boticarios de Madrid

Se publica en el año 1739 con autorización del rey Felipe V, en castellano

Tiene caracter oficial y nacional.

La segunda ediciñon se realiza en 1762

La Farmacopea es el libro que reúne las formulas de preparados medicinales, los métodos para elaborarlos, indicaciones para su administración y el uso según el organismo oficial. Fue un acuerdo concebido y consensuado por boticarios y médicos de vigencia oficial y obligatoria.

El nombre de farmacopea proviene del griego “farmakon” que significa: veneno, droga, medicamento, remedio. Y “poeio” que significa : hacer, preparar

El origen podía ser desde que se comienzan a utilizar los preparados medicinales. Se conocen textos de medicina china que refieren elaboración de tratamiento con plantas y productos con fines medicinales que se remontan a 3.000 a.C.

Hipócrates en su obra “Corpus Hipocraticum” refiere formulas medicamentosas. 500 a.C.

Teofrasto discípulos de Aristoteles es el primero en describir tratamiento con plantas. Cratevas médico de Mitrídites es el primero en dibujar las plantas con fines terapéuticos.

Dioscórides escribe “De re medica” clasifica las plantas de una manera completamente nueva, catalogándolas de acuerdo con las enfermedades que curan, realiza una lista de sustancias y remedios para los tratamiento médicos. Algunos autores la consideran como la primera farmacopea antigua.

Escribonio Largo fue médico del siglo I, que sirvió al emperador romano Claudio y le acompañó en la conquista de Britania. En el año 47 escribió una obra “De compsitione Medicamentorum” que es una lista de 271 prescripciones, suyas y de los médicos médicos de su época, también incluye remedios tradicionales. Se puede considerar como una de las primeras farmacopeas

En la Edad Media, los médicos Akrabaddin, Mesué y sobre todo Rahzes recopilaron y escribieron formulas para preparar medicamentos a partir de las drogas vegetales y normas sobre las farmacias.   Razis publica “Totum Continens” que era un recetario de su época. Pedro de Albano publica el “Conciliator differentiarum” y Arnaldo de Vilanova “De Virtibus Herbarum”.

La Escuela Médica de Salerno publica el “Regimen Sanitatis” que es un tratado sobre los consejos y remedios saludables y terapéuticos.

Valerius Cordus (1514-1544) Fue médico, farmacéutico y botánico. Nació en Hesse. Estudió en Marburgo , Leipzig y Wittenberg donde dió clases de medicina. Fue un investigador de la obra de Dioscórides y de sus investigaciones escribió una obra “Dispensatorium” que fue publicada en el año 1546 a título póstumo. Considerada también como primera farmacopea.

La mayoría de los historiadores considera la Farmacopea florentina, publicada en Florencia, la primera mundial. El “Nuovo receptario composto dal famossiimo Chollegio degli eximil doctori della arte et medicina della ínclita cipta de Firenze” , publicada el 21 de enero de 1498

La segunda es la “Concordie Apothecariorum Barchiñ.i medicinis” de Barcelona en el año 1511.

 

Farmacopea Matritensis. Año 1739

Realizada con la colobaración del Colegio de Boticarios de Madrid

Se publica en el año 1739 con autorización del rey Felipe V, en castellano

Tiene caracter oficial y nacional.

Farmacopea Matritense 001

Farmacopea Catalana. Año 1686

Farmacopea Catalana. Año 1686

Titutlo original es “Pharmacopea Cathalana Sive Antidotarium Barcinonenese”

Autor: Juan de Alós.

No se realizó es farmacopea con el acuerdo del Colegio de Barcelona por lo que no tuvo caracter oficial, pero fue utilizada en Barcelona.

La Farmacopea es el libro que reúne las formulas de preparados medicinales, los métodos para elaborarlos, indicaciones para su administración y el uso según el organismo oficial. Fue un acuerdo concebido y consensuado por boticarios y médicos de vigencia oficial y obligatoria.

El nombre de farmacopea proviene del griego “farmakon” que significa: veneno, droga, medicamento, remedio. Y “poeio” que significa : hacer, preparar

El origen podía ser desde que se comienzan a utilizar los preparados medicinales. Se conocen textos de medicina china que refieren elaboración de tratamiento con plantas y productos con fines medicinales que se remontan a 3.000 a.C.

Hipócrates en su obra “Corpus Hipocraticum” refiere formulas medicamentosas. 500 a.C.

Teofrasto discípulos de Aristoteles es el primero en describir tratamiento con plantas. Cratevas médico de Mitrídites es el primero en dibujar las plantas con fines terapéuticos.

Dioscórides escribe “De re medica” clasifica las plantas de una manera completamente nueva, catalogándolas de acuerdo con las enfermedades que curan, realiza una lista de sustancias y remedios para los tratamiento médicos. Algunos autores la consideran como la primera farmacopea antigua.

Escribonio Largo fue médico del siglo I, que sirvió al emperador romano Claudio y le acompañó en la conquista de Britania. En el año 47 escribió una obra “De compsitione Medicamentorum” que es una lista de 271 prescripciones, suyas y de los médicos médicos de su época, también incluye remedios tradicionales. Se puede considerar como una de las primeras farmacopeas

En la Edad Media, los médicos Akrabaddin, Mesué y sobre todo Rahzes recopilaron y escribieron formulas para preparar medicamentos a partir de las drogas vegetales y normas sobre las farmacias.   Razis publica “Totum Continens” que era un recetario de su época. Pedro de Albano publica el “Conciliator differentiarum” y Arnaldo de Vilanova “De Virtibus Herbarum”.

La Escuela Médica de Salerno publica el “Regimen Sanitatis” que es un tratado sobre los consejos y remedios saludables y terapéuticos.

Valerius Cordus (1514-1544) Fue médico, farmacéutico y botánico. Nació en Hesse. Estudió en Marburgo , Leipzig y Wittenberg donde dió clases de medicina. Fue un investigador de la obra de Dioscórides y de sus investigaciones escribió una obra “Dispensatorium” que fue publicada en el año 1546 a título póstumo. Considerada también como primera farmacopea.

La mayoría de los historiadores considera la Farmacopea florentina, publicada en Florencia, la primera mundial. El “Nuovo receptario composto dal famossiimo Chollegio degli eximil doctori della arte et medicina della ínclita cipta de Firenze” , publicada el 21 de enero de 1498

La segunda es la “Concordie Apothecariorum Barchiñ.i medicinis” de Barcelona en el año 1511.

 

Farmacopea Catalana. Año 1686

Titutlo original es “Pharmacopea Cathalana Sive Antidotarium Barcinonenese”

Autor: Juan de Alós.

No se realizó es farmacopea con el acuerdo del Colegio de Barcelona por lo que no tuvo caracter oficial, pero fue utilizada en Barcelona.

Farmacopea Catalana